Skip To The Main Content

Anemia Megaloblástica [Perniciosa]

¿Qué es la anemia megaloblástica?

La anemia megaloblástica es un tipo de anemia que se caracteriza por la presencia de glóbulos rojos de gran tamaño. Además del gran tamaño de estos glóbulos, su contenido interno no se encuentra completamente desarrollado. Esta malformación hace que la médula ósea fabrique menos células y algunas veces éstas mueren antes de los 120 días de expectativa de vida. En vez de ser redondos o en forma de disco, los glóbulos rojos pueden ser ovalados.

¿Qué causa la anemia megaloblástica?

La anemia megaloblástica es más común en individuos procedentes del norte de Europa. Si bien existen diversos tipos de anemia megaloblástica, la causa de este trastorno se debe a uno de los siguiente factores:

  • deficiencia de ácido fólico (un tipo de vitamina B)

  • deficiencia de vitamina B-12 causada por la falta del factor intrínseco en las secreciones gástricas (del estómago); el factor intrínseco es necesario para la absorción de la vitamina B-12.

El tipo de anemia en la que falta el factor intrínseco se denomina anemia perniciosa. La incapacidad de producir factor intrínseco puede ser el resultado de diversos factores como la gastritis crónica, la gastrectomía (resección total o parcial del estómago) o algún trastorno autoinmune (el cuerpo ataca a sus propios tejidos). Otros tipos de anemia megaloblástica pueden estar asociados con la diabetes tipo 1, la enfermedad tiroidea y antecedentes familiares de la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la anemia megaloblástica?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la anemia megaloblástica. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Músculos débiles.

  • Entumecimiento u hormigueo en pies y manos.

  • Dificultad para caminar.

  • Náuseas.

  • Disminución del apetito.

  • Pérdida de peso.

  • Irritabilidad.

  • Falta de energía o cansarse fácilmente (fatiga).

  • Diarrea.

  • Lengua sensible y lisa.

  • Aumento en el pulso (taquicardia).

Los síntomas de la anemia megaloblástica (perniciosa) pueden parecerse a los de otras condiciones de la sangre o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la anemia megaloblástica?

La anemia megaloblástica se descubre comúnmente durante un examen médico por medio de un examen de rutina de la sangre. Además de una historia médica completa y un examen físico, los procedimientos de diagnóstico para la anemia megalobástica pueden incluir exámenes de sangre adicionales y otros procedimientos de evaluación, incluyendo la prueba de Schilling.

La prueba de Schilling se realiza para detectar la absorción de vitamina B12. En la prueba de Schilling, se miden los niveles de la vitamina B12 en la orina después de la ingestión de vitamina B12 radioactiva. En la absorción normal, el íleon (porción del intestino delgado) absorbe más vitamina B12 de la que el cuerpo necesita y excreta el exceso en la orina. En la absorción anormal, sin embargo, se excreta poca cantidad o nada de vitamina B12 en la orina.

Tratamiento de la anemia megalobástica:

El tratamiento específico de la anemia megalobástica será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la enfermedad.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir inyecciones de vitamina B12.

Los alimentos que son ricos en ácido fólico incluyen los siguientes:

  • El jugo de naranja.

  • Las naranjas.

  • La lechuga romana.

  • Las espinacas.

  • El hígado.

  • El arroz.

  • La cebada.

  • Los brotes.

  • El germen de trigo.

  • Los frijoles de soya.

  • Los vegetales de hojas verdes.

  • Los frijoles.

  • El maní.

  • El brócoli.

  • Los espárragos.

  • Los chícharos.

  • Las lentejas.

  • El germen de trigo.

  • Los garbanzos.

Los alimentos que son ricos en ácido fólico y vitamina B12 incluyen los siguientes:

  • Los huevos.

  • La carne.

  • Las aves.

  • La leche.

  • El marisco.

  • Los cereales enriquecidos.

FYH

MetroWest Medical Center provides advanced medicine and personalized care, right here in your community.

Click here to read our Community Newsletter

vip-program

Become a VIP (Very Important Patient) and get free access to a trained Personal Health Guide.

Learn More

heartvascular

The Center for Heart & Vascular Services. At the forefront of heart and vascular disease for more than 25 years.

Learn More