Skip To The Main Content

Ataque Cerebral

¿Qué es un derrame cerebral?

La apoplejía, también llamada ataque cerebral, ocurre cuando se interrumpe la corriente sanguínea que fluye al cerebro. La interrupción del flujo sanguíneo se produce cuando un coágulo de sangre bloquea uno de los vasos sanguíneos vitales en el cerebro (apoplejía isquémica) o cuando se quiebra un vaso sanguíneo en el cerebro, inundando de sangre los tejidos circundantes (apoplejía hemorrágica).

Para poder funcionar, el cerebro necesita el suministro constante de oxígeno y nutrientes. La interrupción de la irrigación, aunque breve, puede causar problemas. Sin sangre u oxígeno, las células cerebrales comienzan a morir en pocos minutos. Al área de células muertas en los tejidos se le llama infarto. Debido a los cambios físicos y químicos que ocurren en el cerebro que ha sufrido una apoplejía, el daño puede continuar avanzando durante varios días. Esto se llama apoplejía en evolución.

La pérdida de la función cerebral ocurre con la muerte de las células cerebrales. ésta puede incluir el deterioro en la capacidad de movimiento, del habla, del pensamiento y de la memoria, de los intestinos y la vejiga, del control emocional y de otras funciones vitales del organismo. La recuperación de la apoplejía y de la capacidad específica afectada, depende del tamaño y del lugar de la apoplejía. La apoplejía pequeña puede provocar sólo problemas menores como debilidad en un brazo o pierna. Las apoplejías más grandes pueden causar parálisis (incapacidad para mover parte del cuerpo), pérdida del habla e incluso la muerte.

Según la Asociación Nacional de Apoplejía (NSA), es importante conocer las tres R de la apoplejía:

  • Reducir el riesgo.

  • Reconocer los síntomas.

  • Reaccionar llamando al 911 (o al servicio local de ambulancias).

La apoplejía es una emergencia y debe tratarse como tal. La mayor probabilidad de recuperación de la apoplejía ocurre cuando se inicia de inmediato el tratamiento de emergencia.

La apoplejía es la tercera causa mayor de muerte, ubicándose después de las enfermedades cardíacas y de todas las formas de cáncer. La apoplejía mata a más 160.000 norteamericanos cada año. Unos 5,8 millones de norteamericanos adultos viven hoy con los efectos de una apoplejía.

Ilustración de un accidente cerebrovascular isquémico
Click Image to Enlarge

¿Cuáles son los diferentes tipos de derrame cerebral?

Los derrames cerebrales se pueden clasificar en dos categorías principales:

  • 83 por ciento son ataques isquémicos  -  los causados por la obstrucción de una arteria.

  • 17 por ciento son ataques hemorrágicos  -  ataques cerebrales causados por hemorragia.

¿Qué es el derrame cerebral isquémico?

Un ataque cerebral isquémico se produce cuando un vaso sanguíneo que riega el encéfalo se obstruye o se "cierra" e impide el flujo de sangre a una zona del encéfalo. Las células y los tejidos del encéfalo empiezan a morir al cabo de pocos minutos por falta de oxígeno y de nutrientes. El área del tejido muerto recibe el nombre de infarto. Un 88 por ciento de los derrames caen en esta categoría. Los derrames isquémicos se pueden clasificar en dos grupos principales:

  • Ataques cerebrales trombóticos  -  causados por un coágulo de sangre que se forma en los vasos sanguíneos del encéfalo.

  • Ataques cerebrales embólicos  -  causados por un coágulo sanguíneo o residuos de placa que se desarrollan en otra parte del cuerpo y luego se trasladan a uno de los vasos sanguíneos en el cerebro a través del torrente sanguíneo.

¿Qué es un derrame cerebral trombótico?

La causa de los derrames cerebrales trombóticos es un trombo (coágulo de sangre) que se desarrolla en las arterias que proporcionan la sangre al cerebro. Este tipo de derrame se presenta con más frecuencia en personas mayores, especialmente los que tienen niveles de colesterol altos y aterosclerosis (un acumulamiento de grasa y lípidos dentro de las paredes de los vasos sanguíneos).

En ocasiones, los síntomas de un ataque cerebral trombótico pueden aparecer de repente, y a menudo durante el sueño o temprano en la mañana. Otras veces puede aparecer gradualmente, durante un período de horas o incluso de días. En este caso se habla de derrame cerebral en evolución.

Los ataques cerebrales trombóticos pueden ir precedidos de uno o más "mini derrames cerebrales", llamados accidentes isquémicos transitorios (su sigla en inglés es TIA). Los TIA pueden durar unos minutos o hasta 24 horas y a menudo son un signo de advertencia de que puede ocurrir un ataque cerebral. Aunque generalmente son leves y transitorios, los síntomas causados por un TIA son parecidos a los causados por un ataque cerebral.

Otro tipo de ataque que se produce en los vasos sanguíneos pequeños del cerebro recibe el nombre de infarto lagunar. La palabra lacunar proviene del latín y significa "hueco" o "cavidad". Los infartos lagunares se ven a menudo en personas que padecen diabetes o hipertensión (presión sanguínea alta).

¿Qué es un ataque cerebral embólico?

Los ataques embólicos suelen ser causados por un émbolo (un coágulo de sangre que se forma en alguna otra parte del cuerpo y viaja hasta el cerebro a través de la corriente sanguínea). Los ataques embólicos se producen como consecuencia de una enfermedad o una cirugía del corazón y aparecen de repente, sin señales de aviso. Aproximadamente el 15 por ciento de los ataques embólicos ocurren en personas que tienen fibrilación atrial, un tipo de ritmo anormal del corazón en el que las cavidades superiores del corazón no laten de forma eficaz.

¿Qué es un derrame hemorrágico?

Un derrrame hemorrágico sucede cuando los vasos sanguíneos que suministran el cerebro se rompen y sangran. Cuando una arteria sangra dentro del cerebro las células y los tejidos de éste no reciben oxígeno ni nutrientes. Además, aumenta la presión en los tejidos circundantes y aparecen irritación e hinchazón. Aproximadamente el 17 por ciento de los derrames cerebrales se producen como consecuencia de una hemorragia. Los ataques hemorrágicos se pueden clasificar en dos categorías principales:

  • Hemorragia intracerebral  -  sangrado de los vasos sanguíneos del interior del encéfalo.

  • Hemorragia subaracnoidea  -  sangrado en el espacio subaracnoideo (el espacio que existe entre el encéfalo y las membranas que lo recubren).

¿Qué es una hemorragia intracerebral?

La hemorragia intracerebral suele deberse a la hipertensión (presión sanguínea alta) y el sangrado aparece de forma repentina y rápida. Generalmente no hay señales de aviso y el sangrado puede ser tan severo como para producir un coma o la muerte.

¿Qué es una hemorragia subaracnoidea?

Ilustración de un accidente cerebrovascular hemorrágico
Click Image to Enlarge

La hemorragia subaracnoidea sucede cuando existe un sangrado entre el cerebro y las meninges (las membrana que recubren el cerebro) en el espacio subaracnoideo. Este tipo de hemorragia suele deberse a un aneurisma o a malformaciones arteriovenosas (su sigla en inglés es AVM).

  • Un aneurisma es un área debilitada y abombada de la pared de una arteria que corre el riesgo de romperse. Los aneurismas pueden ser congénitos (de nacimiento) o pueden aparecer más tarde debido a factores como la hipertensión o la aterosclerosis.

  • Un AVM es un trastorno congénito que consiste en una red enmarañada de arterias y de venas. La causa de los AVM se desconoce.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de un derrame cerebral?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del derrame cerebral. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Si cualquiera de eston síntomas se presentan, llame al 911 (o el número de ambulancia local) inmediatamente. El tratamiento es más eficaz si se inicia de inmediato.

Los síntomas pueden ser repentinos e incluir:

  • Debilidad o entumecimiento repentinos de la cara, el brazo o la pierna, especialmente en un lado del cuerpo.

  • Confusión o dificultad para hablar o entender que aparecen repentinamente.

  • Problemas súbitos de la vista, como visión borrosa o pérdida de visión en uno o ambos ojos.

  • Mareos o problemas repentinos con el equilibrio o la coordinación.

  • Problemas repentinos para moverse o caminar.

  • Dolor de cabeza fuerte y repentino del que no se sabe la causa.

Puede ser que no todas las señales anteriores se presenten con cada derrame. No ignore las señales de aviso, aunque se le quiten, haga algo inmediatamente. Los síntomas de un derrame cerebral pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Qué otros síntomas puede producir un derrame cerebral?

Otros síntomas, menos frecuentes, de un derrame cerebral incluyen los siguientes:

  • Náusea, vómito o fiebre repentinos que no se deban a una enfermedad vírica.

  • Pérdida o cambio del estado de conciencia breve como desvanecimiento, confusión, convulsiones o coma.

  • Accidente isquémico transitorio (su sigla en inglés es TIA) o "mini derrame cerebral".

El accidente isquémico transitorio (TIA) puede presentar muchos de los mismos síntomas que la apoplejía, pero son transitorios y pueden durar unos minutos o hasta 24 horas. Solicite asistencia médica inmediatamente si sospecha que alguien puede estar sufriendo un accidente isquémico transitorio, ya que los TIA pueden ser una señal de aviso de que está a punto de producirse un derrame cerebral. Sin embargo, no todos los derrames cerebrales van precedidos de un TIA.

El programa de rehabilitación para los derrames cerebrales:

La rehabilitación del paciente que ha sufrido un derrame cerebral comienza durante la fase aguda del tratamiento. Cuando el estado del paciente mejora se suele empezar un programa de rehabilitación más extenso.

Las perspectivas para los pacientes que han sufrido un derrame cerebral son hoy en día más alentadoras que nunca debido a los avances que se han producido, tanto en el tratamiento como en la rehabilitación de los derrames cerebrales. La rehabilitación después de un derrame cerebral funciona mejor cuando el paciente, su familia y los miembros del equipo de rehabilitación trabajan conjuntamente. Los familiares deben conocer las deficiencias e incapacidades causadas por el derrame cerebral y aprender a ayudar al paciente a conseguir la funcionalidad óptima.

El objetivo de la rehabilitación después de un derrame cerebral es el de ayudar al paciente a recuperar el máximo nivel posible de funcionalidad e independencia y mejorar su calidad de vida general tanto en el aspecto físico como en los aspectos psicológico y social. La rehabilitación está diseñada para atender las necesidades específicas de cada paciente; por ello, cada programa es diferente. Algunos componentes generales del tratamiento en los programas de rehabilitación después de un derrame cerebral incluyen:

  • Tratar la enfermedad de base y prevenir las complicaciones.

  • Tratar la incapacidad y mejorar la funcionalidad.

  • Proporcionar instrumentos de adaptación y modificar el entorno.

  • Enseñar al paciente y su familia y ayudarlos a adaptarse a los cambios en el estilo de vida.

Es importante centrarse en potenciar al máximo las capacidades del paciente, tanto en casa como en la comunidad. El refuerzo positivo lo animará a recuperarse, mejorará su autoestima y fomentará su independencia. El éxito en la rehabilitación después de un derrame cerebral depende de numerosas variables, entre las cuales se incluyen las siguientes:

  • La causa, la localización y la severidad del derrame cerebral.

  • El tipo y el grado de los deterioros e incapacidades causados por el derrame cerebral.

  • El estado general de salud del paciente.

  • El apoyo de la familia.

Entre las áreas tratadas por los programas de rehabilitación después de un derrame cerebral se pueden incluir las siguientes:

Necesidad del paciente:

Ejemplo:

Habilidades de autocuidado, incluidas las actividades cotidianas (su sigla en inglés es ADL).

Alimentarse, arreglarse, bañarse, vestirse, asearse y mantener relaciones sexuales.

Habilidades de movilidad.

Caminar, desplazarse e impulsar por sí mismo una silla de ruedas.

Habilidades de comunicación.

Hablar, escribir y aprender métodos de comunicación alternativos.

Habilidades cognoscitivas.

Memoria, concentración, juicio, resolución de problemas y habilidades de organización.

Habilidades de socialización.

Relacionarse con los demás en casa y en la comunidad.

Entrenamiento vocacional.

Habilidades relacionadas con el trabajo.

Control del dolor.

Medicamentos y métodos alternativos para controlar el dolor.

Exámenes psicológicos.

Identificación de problemas y soluciones en cuestiones de pensamiento, de comportamiento y emocionales.

Apoyo familiar.

Ayuda a adaptarse a los cambios en el estilo de vida, las preocupaciones económicas y la planificación del momento en el que el paciente sea dado de alta.

Educación.

Educación y preparación del paciente y su familia sobre los derrames cerebrales, los cuidados médicos y las técnicas de adaptación.

El equipo de rehabilitación para los derrames cerebrales :

El equipo de rehabilitación para los derrames cerebrales trabaja con el paciente y su familia y contribuye a establecer objetivos de recuperación a corto y largo plazo. Muchos profesionales capacitados forman parte del equipo de rehabilitación pulmonar, incluyendo algunos o todos los siguientes:

  • Neurólogo / neurocirujano.

  • Fisiatra.

  • Internista.

  • Enfermeras de cuidados intensivos.

  • Fisioterapeuta.

  • Terapeuta ocupacional.

  • Logopedas o especialistas en lenguaje.

  • Audiólogo.

  • Dietista.

  • Trabajador social.

  • Psicólogo / neurosicólogo / psiquiatra.

  • Coordinadores de la atención médica.

  • Ortopeda.

  • Terapeuta recreativo.

  • Consejero vocacional.

  • Capellán.

Tipos de programas de rehabilitación después de un derrame cerebral:

Existe una gran variedad de programas de tratamiento para los derrames cerebrales, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Programas de rehabilitación aguda.

  • Programas de rehabilitación subaguda.

  • Programas de cuidados de rehabilitación a largo plazo.

  • Programas de rehabilitación en el hogar.

FYH

MetroWest Medical Center provides advanced medicine and personalized care, right here in your community.

Click here to read our Community Newsletter

vip-program

Become a VIP (Very Important Patient) and get free access to a trained Personal Health Guide.

Learn More

heartvascular

The Center for Heart & Vascular Services. At the forefront of heart and vascular disease for more than 25 years.

Learn More