Skip To The Main Content

Lesiones Cerebrales Adquiridas

¿Qué es una lesión cerebral adquirida?

Una lesión cerebral adquirida (su sigla en inglés es ABI) ocurre cuando se produce, de forma repentina, una agresión física externa que daña el cerebro. Es una de las causas más frecuentes de discapacidad y muerte en los adultos. El término ABI es un término amplio que describe toda una serie de lesiones que afectan al cerebro. El daño puede ser focal (limitado a una zona del cerebro) o difuso (cuando afecta a más de una zona del cerebro). La gravedad de una lesión cerebral puede variar entre una concusión leve y una lesión grave que produce como resultado un coma o incluso la muerte. Las lesiones cerebrales adquiridas también reciben el nombre de lesión cerebral traumática (su sigla en inglés es TBI) o de traumatismo craneoencefálico.

Aproximadamente 1,4 millones de estadounidenses sufren una lesión cerebral traumática cada año y 80.000 a 90.000 padecen discapacidades a largo plazo. Cada año, más de 50.000 estadounidenses morirán debido a lesiones cerebrales traumáticas.

¿Cuáles son los diferentes tipos de ABI?

La lesión cerebral se puede producir de dos maneras:

  • Lesión cerebral cerrada
    Las lesiones cerebrales cerradas se producen cuando hay una herida no penetrante en el cerebro, que no rompe el cráneo. La causa de las lesiones cerebrales cerradas es el rápido movimiento y sacudida del encéfalo hacia delante y hacia atrás en el interior del cráneo, que produce como resultado moretones y desgarros del tejido encefálico y de los vasos sanguíneos. Las lesiones cerebrales cerradas generalmente se deben a accidentes de automóvil o a caídas. Sacudir a un bebé también puede provocar este tipo de lesión (llamada síndrome del bebé sacudido).

  • Lesión cerebral penetrante
    Las lesiones cerebrales penetrantes o heridas abiertas de la cabeza se producen cuando se rompe el cráneo, como por ejemplo cuando una bala perfora el cerebro.

¿Qué es una lesión axiónica difusa?

Una lesión axiónica difusa (su sigla en inglés es DAI) es la ruptura (desgarro) de las fibras nerviosas largas de conexión del cerebro (axones) que se produce cuando el cerebro se lesiona al moverse y girar en el interior del cráneo. Las DAI suelen hacer que el paciente entre en coma y lesionan muchas partes distintas del cerebro. Los cambios en el cerebro suelen ser microscópicos y pueden no verse en una tomografía computarizada (escáner CT) ni en un escáner de imagen por resonancia magnética (su sigla en inglés es MRI).

¿Qué son las lesiones cerebrales primarias y secundarias?

El término lesión cerebral primaria hace referencia a una lesión repentina y profunda en el cerebro que se considera más o menos terminada en el momento del golpe. Se produce en el momento del accidente de automóvil, de una herida por disparo o de una caída.

El término lesión cerebral secundaria hace referencia a los cambios que se desarrollan durante un cierto período de tiempo (que puede ser de horas o de días) después de la lesión cerebral primaria. En ellos se incluyen una auténtica cascada de cambios celulares, químicos, de los tejidos y de los vasos sanguíneos del cerebro que contribuyen a una mayor destrucción del tejido cerebral.

¿Cuál es la causa de una lesión de la cabeza?

Existen muchas causas de lesión en la cabeza, tanto en los niños como en los adultos. Las lesiones más comunes son las que se producen en accidentes de tráfico (cuando la persona va como pasajero en un automóvil o en caso de atropello de un peatón), en agresiones, en caídas o como resultado de sacudir a un niño (como en los casos de malos tratos).

¿Cuál es la causa de los moretones y del daño interno en el encéfalo?

Cuando se produce un golpe directo en la cabeza, los moretones del encéfalo y el daño de los tejidos internos y de los vasos sanguíneos se debe a lo que se llama un mecanismo de golpe y contragolpe. Un moretón relacionado de forma directa con el traumatismo, en el lugar del impacto, recibe el nombre de lesión por golpe. Cuando el encéfalo se desplaza hacia atrás puede golpearse contra el cráneo en el lado contrario y causar un moretón llamado lesión de contragolpe. La sacudida del encéfalo contra los lados del cráneo puede causar una ruptura o desgarro del revestimiento interno, los tejidos y los vasos sanguíneos que puede causar una hemorragia interna, moretones o inflamación del encéfalo.

¿Cuáles son los posibles resultados de una lesión cerebral?

Algunas lesiones cerebrales son leves, y los síntomas desaparecen al cabo de un tiempo con la atención adecuada. Otros son más graves y pueden producir como resultado una discapacidad permanente. Las consecuencias a largo plazo o permanentes de una lesión cerebral pueden requerir rehabilitación tras la lesión o incluso rehabilitación permanente. Los efectos de las lesiones cerebrales pueden incluir:

Déficits cognoscitivos

  • Coma.

  • Confusión.

  • Intervalos menores de concentración.

  • Problemas de memoria y amnesia.

  • Déficits para la resolución de problemas.

  • Problemas a la hora de tomar decisiones.

  • Incapacidad para entender los conceptos abstractos.

  • Falta del sentido del tiempo y el espacio.

  • Disminución de la conciencia de uno mismo y de los demás.

  • Incapacidad de seguir instrucciones que requieren más de una o dos órdenes simultáneamente.

Déficits motores

  • Parálisis o debilidad.

  • Espasticidad (rigidez y acortamiento de los músculos).

  • Problemas de equilibrio.

  • Disminución de la resistencia.

  • Incapacidad para planificar movimientos motores.

  • Lentitud para iniciar movimiento.

  • Temblores.

  • Problemas para tragar.

  • Mala coordinación.

Déficits de percepción o sensoriales

  • Cambios en la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto.

  • Falta de sensibilidad o sensibilidad aumentada en alguna parte del cuerpo.

  • Falta de uso del lado izquierdo o derecho.

  • Dificultad para entender la relación de las extremidades con respecto del cuerpo.

  • Problemas de vista, incluyendo la visión doble, la falta de agudeza visual o la reducción del campo visual.

Déficits de la comunicación y del lenguaje

  • Dificultades para hablar y para entender el lenguaje (afasia).

  • Dificultad para elegir las palabras correctas (apraxia).

  • Habla lenta y dubitativa y vocabulario reducido.

  • Dificultad para construir frases que tengan sentido.

  • Problemas para identificar los objetos y sus funciones.

  • Problemas para leer, escribir y trabajar con números.

Déficits funcionales

  • Deterioro de la habilidad para las actividades cotidianas (su sigla en inglés es ADL) como vestirse, bañarse y comer.

  • Problemas con la organización, ir de compras o con pagos de facturas.

  • Problemas en cuestiones laborales.

  • Incapacidad para conducir un automóvil o manejar maquinaria.

Dificultades sociales

  • Deterioro de las capacidades sociales que produce como resultado una conducta egoísta.

  • Dificultades para hacer amigos y mantener las amistades.

  • Dificultades para entender y responder a las diferentes relaciones sociales.

Trastornos regulatorios

  • Fatiga.

  • Cambios en el patrón del sueño y los hábitos alimenticios.

  • Mareos.

  • Dolores de cabeza.

  • Pérdida del control de la vejiga y el intestino.

Cambios psiquiátricos o de personalidad

  • Apatía.

  • Disminución en la motivación.

  • Inestabilidad emocional.

  • Irritabilidad.

  • Ansiedad y depresión.

  • Desinhibición, incluyendo estallidos de furia, agresiones, insultos, disminución de la tolerancia ante las frustraciones y conducta sexual inadecuada.

Algunos trastornos psiquiátricos se desarrollan con más facilidad si el daño cambia la composición química del cerebro.

Epilepsia traumática

La epilepsia puede ocurrir con una lesión cerebral, pero más comúnmente con lesiones graves o penetrantes. Aunque la mayoría de las convulsiones aparecen inmediatamente después de la lesión, o en el primer año, también es posible que la epilepsia se desarrolle al cabo de los años. La epilepsia incluye tanto crisis mayores o generalizadas como crisis menores o parciales.

¿Se puede curar el cerebro después de sufrir una lesión?

La mayoría de los estudios sugieren que, una vez que las células cerebrales resultan destruidas o dañadas, en la mayoría de los casos no se regeneran. Sin embargo, la recuperación después de una lesión cerebral puede producirse ya que, en ciertos casos, otras zonas del cerebro compensan el tejido lesionado, o bien el cerebro aprende a redirigir la información y funciona en las zonas contiguas a las del daño. El grado exacto de recuperación no se puede predecir en el momento de la lesión, y puede no saberse durante meses o incluso años. Cada lesión cerebral y su índice de recuperación son únicas. La recuperación de una lesión cerebral grave generalmente implica un proceso de tratamiento y rehabilitación prolongado o para toda la vida.

¿Qué es un coma?

Un coma es un estado de consciencia alterado que puede ser muy profundo (inconsciencia) en el que el paciente no responde a ningún tipo de estimulación, o puede ser un estado de disminución de la consciencia, en el que el paciente puede moverse o responder al dolor. No todos los pacientes con lesiones cerebrales están en coma. La profundidad del coma y el tiempo que pasa en coma un paciente varían en gran medida dependiendo de la gravedad y la localización de la lesión cerebral. Algunos pacientes salen del coma y se recuperan bien; otros tienen discapacidades importantes.

¿Cómo se mide el coma?

La profundidad del coma generalmente se evalúa en las salas de emergencias o de cuidados intensivos utilizando la escala de Glasgow. La escala (que va de 3 a 15) evalúa la apertura de los ojos, la respuesta verbal y la respuesta motora. Una puntuación alta indica un mayor grado de consciencia y conciencia.

En los centros de rehabilitación se suele utilizar otra escala para medir el nivel de respuesta del paciente y su capacidad funcional. Se llama escala de Rancho, y su nombre proviene del hospital de rehabilitación donde se creó, el Rancho Los Amigos, en California.

La escala de Rancho se basa en la reacción del paciente a los estímulos externos y al entorno. La escala consiste en ocho niveles diferentes y cada paciente va progresando en los distintos niveles con inicios y paradas, progresos y períodos estacionarios. A continuación se presenta un breve resumen de los componentes de la escala de Rancho:

Nivel I

Sin respuesta

El paciente está en un coma profundo y parece profundamente dormido; ausencia total de respuesta a los estímulos.

Nivel II

Respuesta general

El paciente responde al dolor o a estímulos repetidos con movimientos involuntarios o aumento de la actividad.

Nivel III

Respuesta Local

La respuesta del paciente es más específica, como volver la cabeza hacia un sonido o cumplir una orden sencilla. Las respuestas son lentas e inconsistentes.

Nivel IV

Confuso - Agitado

El paciente está un poco más despierto, en estado de confusión, agitado, intenta quitarse las sondas, muerde, golpea o da patadas a sus cuidadores. La conducta es inadecuada y el lenguaje es a menudo incoherente.

Nivel V

Confuso - Inadecuado -
No agitado

El paciente parece alerta y puede cumplir órdenes sencillas. Las respuestas son confusas y sin objetivo. La memoria está deteriorada y el lenguaje suele ser inapropiado.

Nivel VI

Confuso - Adecuado

El paciente muestra conductas con alguna finalidad pero necesita que lo dirijan y supervisen para realizar actividades como vestirse o comer; va siendo más consciente de su entorno; la memoria va mejorando.

Nivel VII

Automático - Adecuado

El paciente lleva a cabo actividades de forma adecuada y con un grado mínimo de confusión, pero con frecuencia parece actuar "como un robot". El juicio, el pensamiento y la resolución de problemas siguen estando deteriorados.

Nivel VIII

Decidido - Adecuado

El paciente está orientado, y la memoria y las habilidades van mejorando. Puede requerir aún supervisión debido al deterioro de la capacidad cognoscitiva.

El programa de rehabilitación para las lesiones cerebrales:

La rehabilitación del paciente que ha sufrido una lesión cerebral comienza durante la fase aguda del tratamiento. Cuando el estado del paciente mejora se suele empezar un programa de rehabilitación más extensivo. El éxito de la rehabilitación depende de numerosas variables, entre las cuales se incluyen las siguientes:

  • El tipo y la gravedad de la lesión cerebral.

  • El tipo y grado de los deterioros e incapacidades resultantes.

  • El estado general de salud del paciente.

  • El apoyo de la familia.

Es importante centrarse en potenciar al máximo las capacidades del paciente, tanto en casa como en la comunidad. El refuerzo positivo lo animará a recuperarse, mejorará su autoestima y fomentará su independencia.

El objetivo de la rehabilitación después de una lesión cerebral es el de ayudar al paciente a recuperar el máximo nivel posible de funcionalidad e independencia y a mejorar su calidad de vida general tanto en el aspecto físico como en los aspectos psicológico y social.

Entre las áreas tratadas durante los programas de rehabilitación para las lesiones cerebrales se pueden incluir las siguientes:

Necesidad del paciente:

Ejemplo:

Habilidades de autocuidado, incluidas las actividades cotidianas (su sigla en inglés es ADL)

Alimentarse, arreglarse, bañarse, vestirse, asearse y mantener relaciones sexuales.

Cuidados físicos

Necesidades nutricionales, medicamentos y cuidados de la piel.

Habilidades de movilidad

Caminar, desplazarse e impulsar por sí mismo una silla de ruedas.

Habilidades de comunicación

Hablar, escribir y utilizar métodos de comunicación alternativos.

Habilidades cognoscitivas

Memoria, concentración, juicio, resolución de problemas y habilidades de organización.

Habilidades de socialización

Relacionarse con los demás en casa y en la comunidad.

Entrenamiento vocacional

Habilidades relacionadas con el trabajo.

Control del dolor

Medicamentos y métodos alternativos para controlar el dolor.

Exámenes y consejo psicológicos.

Identificación de problemas y soluciones en cuestiones de pensamiento, de comportamiento y emocionales.

Apoyo familiar

Ayuda con la adaptación a los cambios en el estilo de vida, preocupaciones económicas y planificación para el momento en que el paciente sea dado de alta.

Educación

Educación y preparación del paciente y su familia sobre las lesiones cerebrales, cuestiones de seguridad, los cuidados necesarios en el hogar y las técnicas de adaptación.

El equipo de rehabilitación para las lesiones cerebrales:

El equipo de rehabilitación para las lesiones cerebrales trabaja con el paciente y su familia y contribuye a establecer objetivos de recuperación a corto y largo plazo. Muchos profesionales cualificados forman parte del equipo de rehabilitación pulmonar, incluyendo algunos o todos los siguientes:

  • Neurólogo / neurocirujano.

  • Fisiatra.

  • Internistas y especialistas.

  • Enfermera o enfermero de rehabilitación.

  • Trabajador social.

  • Fisioterapeuta.

  • Terapeuta ocupacional.

  • Logopedas o especialistas en lenguaje.

  • Psicólogo / neurosicólogo / psiquiatra.

  • Terapeuta recreativo.

  • Audiólogo.

  • Dietista.

  • Consejero vocacional.

  • Ortopeda.

  • Coordinadores de la atención médica.

  • Terapeuta respiratorio.

  • Capellán.

Tipos de programas de rehabilitación para las lesiones cerebrales:

Existen diversos tipos de programas de tratamiento para las lesiones cerebrales, entre los cuales se incluyen los siguientes:

  • Programas de rehabilitación aguda.

  • Programas de rehabilitación subaguda.

  • Programas de rehabilitación a largo plazo.

  • Programas de vida transitoria.

  • Programas para el control de la conducta.

  • Programas de tratamiento ambulatorio.

  • Programas de vida independiente.

FYH

MetroWest Medical Center provides advanced medicine and personalized care, right here in your community.

Click here to read our Community Newsletter

heartvascular

The Center for Heart & Vascular Services. At the forefront of heart and vascular disease for more than 25 years.

Learn More

inquicker-metrowestmedicalcenter-widget-230x200_2014_v1r1