Skip To The Main Content

Síndrome Nefrótico

¿Qué es el síndrome nefrótico?

El síndrome nefrótico se caracteriza por los siguientes síntomas, que son consecuencia de los cambios que ocurren en pequeñas estructuras funcionales de los riñones:

  • niveles muy altos de proteína en la orina

  • niveles bajos de proteína en la sangre debido a su pérdida en la orina

  • tumefacción de tejidos en todo el cuerpo (edema), especialmente en el abdomen (ascitis)

  • niveles altos de colesterol en sangre

¿Cuáles son los distintos tipos de síndrome nefrótico?

El tipo de síndrome nefrótico que ocurre con más frecuencia en los niños se denomina síndrome nefrótico idiopático, término que significa que una enfermedad no tiene causa conocida. El tipo más común de síndrome nefrótico idiopático se llama síndrome nefrótico idiopático de cambios mínimos (su sigla en inglés es MCNS). El síndrome nefrótico idiopático es más frecuente en los niños que en las niñas.

En el caso del MCNS, el niño por lo general sufre recaídas, pero la enfermedad habitualmente puede controlarse y su pronóstico es bueno. En muy pocos casos, el niño puede desarrollar insuficiencia renal que requiere diálisis.

Existe un síndrome nefrótico raro que está presente en la primera semana de vida y se denomina "síndrome nefrótico congénito". Este síndrome se hereda por un gen autosómico recesivo, lo que significa que afecta tanto a varones como a mujeres por igual, y el niño hereda una copia del gen de cada uno de los padres, quienes son portadores. La probabilidad de que los padres portadores tengan un hijo con síndrome nefrótico congénito es de una en cuatro, o del 25 por ciento, en cada embarazo. El desenlace clínico de este tipo de síndrome nefrótico es extremadamente malo.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome nefrótico?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del síndrome nefrótico. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • fatiga y malestar

  • disminución del apetito

  • aumento de peso y tumefacción facial

  • dolor o tumefacción abdominal

  • orina espumosa

  • acumulación de líquidos en los espacios corporales (edema)

  • lechos ungueales pálidos

  • cabello sin brillo

  • el cartílago de los oídos puede ser menos consistente al tacto

  • alergias o intolerancias a alimentos

Los síntomas del síndrome nefrótico pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el síndrome nefrótico?

Además de un examen físico minucioso y los antecedentes médicos completos, el médico de su hijo puede recomendar los siguientes exámenes de diagnóstico:

  • análisis de orina (para detectar la presencia de proteínas)

  • análisis de sangre (para controlar los niveles de colesterol y de una proteína especial de la sangre llamada albúmina)

  • ecografía renal  -  examen no invasivo en el cual se pasa sobre el área del riñón un transductor que produce ondas sonoras que rebotan contra el riñón y transmiten la imagen del órgano a una pantalla de vídeo. El examen se usa para determinar el tamaño y la forma del riñón y para detectar masas, cálculos renales, quistes y otras obstrucciones o anomalías.

  • biopsia renal  -  procedimiento que consiste en tomar una pequeña muestra de tejido del riñón por medio de una aguja. El tejido se envía para ser analizado con el fin de determinar el tejido específico.

Tratamiento del síndrome nefrótico

El tratamiento específico del síndrome nefrótico será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • la gravedad de la enfermedad

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • sus expectativas para la evolución de la enfermedad

  • su opinión o preferencia

Durante el episodio inicial del síndrome nefrótico, es probable que su hijo deba ser hospitalizado. Si el edema es severo o tiene problemas respiratorios o de presión sanguínea, el niño deberá ser controlado constantemente.

Para tratar los síntomas durante el inicio de la enfermedad y durante las recaídas, es probable que se prescriban algunos de estos medicamentos:

  • corticosteroides

  • terapia con fármacos inmunodepresores

  • diuréticos (para reducir el edema)

  • proteína de la sangre que se puede administrar para reemplazar los niveles bajos.

  • una dieta especial con restricción de la sal y otras especificaciones

Los medicamentos utilizados para tratar el síndrome nefrótico debilitan el sistema inmune, por lo tanto su hijo no debería recibir vacunas con virus vivos. Es probable que se recomiende vacunar a su hijo contra la varicela si ha estado expuesto a dicha enfermedad y todavía no ha recibido esa vacuna.

Perspectivas a largo plazo para el síndrome nefrótico

Se producen recaídas durante toda la infancia. Sin embargo, una vez que el niño alcanza la pubertad, la enfermedad generalmente permanece en remisión (ausencia total o parcial de síntomas). Es muy poco frecuente que los síntomas reaparezcan en la edad adulta; sin embargo, existe una posibilidad.

FYH

MetroWest Medical Center provides advanced medicine and personalized care, right here in your community.

Click here to read our Community Newsletter

heartvascular

The Center for Heart & Vascular Services. At the forefront of heart and vascular disease for more than 25 years.

Learn More

inquicker-metrowestmedicalcenter-widget-230x200_2014_v1r1