Skip To The Main Content

Síndrome Premenstrual (su sigla en Inglés es PMS)

¿Qué es el síndrome premenstrual?

La mayoría de las mujeres experimentan algunos síntomas desagradables o incómodos durante su ciclo menstrual. Para algunas mujeres, los síntomas son significantes, pero de poca duración y no deshabilitantes. Otras mujeres, sin embargo, pueden tener uno o más de los muchos síntomas que causan disturbios temporalmente en el funcionamiento normal. Estos síntomas pueden durar desde unas pocas horas hasta muchos días. Los tipos y la intensidad de los síntomas varían de un individuo a otro. A este grupo de síntomas se le refiere como el síndrome premenstrual, o PMS. Aún cuando los síntomas usualmente paran con el comienzo del periodo menstrual, en algunas mujeres, los síntomas pueden quedarse durante y después de su periodo menstrual.

¿Quiénes están afectadas por el PMS?

Tanto como un 85 por ciento de las mujeres, durante sus años reproductivos, experimentan algunos de los síntomas asociados con el PMS. Es más, aproximadamente un 30 a un 40 por ciento de estas mujeres experimentan síntomas tan severos, que los mismos interrumpen sus actividades diarias. Se estima que menos de un 10 por ciento de las mujeres tienen síntomas tan extremos que se consideran deshabilitadas por la condición.

En general, las mujeres que tienen más probabilidades de experimentar los síntomas del PMS están entre los 20 y los 40 años de edad - y particularmente, las mujeres que pertenecen a este grupo de edad que tienen un hijo y una historia de depresión en sus familias.

¿Cuáles son los síntomas del PMS?

Los siguientes son los síntomas más comunes del síndrome premenstrual, sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

Síntomas sicológicos

  • Irritabilidad.

  • Nerviosismo.

  • Pérdida del control emocional.

  • Agitación.

  • Ira.

  • Insomnio.

  • Dificultad para concentrarse.

  • Letargo.

  • Depresión.

  • Fatiga severa.

  • Ansiedad.

  • Confusión.

  • Volverse olvidadiza.

  • Disminución del amor propio y la confianza en si misma.

  • Paranoia.

  • Hipersensibilidad emocional.

  • Episodios de llanto.

  • Cambios del temperamento.

  • Desordenes del sueño.

Retención de los líquidos

  • Edema (hinchazón de los tobillos, las manos y los pies).

  • Aumento periódico de peso.

  • Oliguria (disminución en la formación de orina).

  • Llenura y dolor en los senos.

Problemas respiratorios

  • Alergias.

  • Infecciones.

Molestias de los ojos

  • Desórdenes visuales.

  • Conjuntivitis.

Síntomas gastrointestinales

  • Calambres abdominales.

  • Llenura.

  • Estreñimiento.

  • Náusea.

  • Vómito.

  • Presión y pesadez pélvica.

  • Dolor de espalda.

Problemas de la piel

  • Acné.

  • Neurodermatitis (inflamación de la piel con comezón).

  • Empeoramiento de otros desordenes de la piel, incluyendo las úlceras de herpes simple.

Síntomas neurológicos y vasculares.

  • Dolor de cabeza.

  • Vértigo.

  • Síncope (desmayo).

  • Entumecimiento, hormigueo, cosquilleo, o aumento en la sensibilidad de los brazos y, o de las piernas.

  • Magullarse (desarrollar morados) fácilmente.

  • Palpitaciones del corazón.

  • Espasmos musculares.

Otros

  • Disminución en la coordinación.

  • Menstruación dolorosa.

  • Disminución en la libido (deseo sexual).

  • Cambios en el apetito.

  • Antojos de comidas.

  • Fogajes (calores).

Los síntomas del PMS pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte a un médico para su diagnóstico.

¿Qué causa el PMS?

El síndrome premenstrual parece estar relacionado a las fluctuaciones en el nivel del estrógeno y la progesterona en el cuerpo, y no necesariamente denotan el funcionamiento deshabilitado del ovario. Las siguientes se han sugerido como posibles causas del PMS:

  • Desequilibrio del estrógeno-progesterona.

  • Hiperprolactinemia (secreción excesiva de prolactina, la hormona que estimula el desarrollo del seno).

  • Exceso en la aldosterona, o también llamada en inglés ADH (la hormona que funciona en la regulación del metabolismo del sodio, el cloro y el potasio).

  • Cambios en el metabolismo de los carbohidratos.

  • Retención del sodio y agua por parte de los riñones.

  • Hipoglicemia (bajo nivel del azúcar en la sangre).

  • Alergia a la progesterona.

  • Factores sicogénicos.

Para prevenir los síntomas del síndrome premenstrual:

Para algunas mujeres, el hacer unos cambios simples en el estilo de vida ayuda a reducir la ocurrencia de los síntomas del PMS. Estos cambios pueden incluir los siguientes:

  • Hacer ejercicio regularmente (de 3 a 5 veces por semana).

  • Una dieta bien balanceada.
    Generalmente se recomienda que las mujeres con PMS aumenten su consumo de granos enteros, vegetales y frutas, mientras disminuyen su consumo de sal, azúcar, cafeína y alcohol.

  • Dormir y descansar adecuadamente.

Para diagnosticar el síndrome premenstrual:

Aparte de una historia médica completa, y un examen físico y pélvico, los procedimientos para el diagnóstico del PMS son muy limitados hoy en día. Su médico puede considerar el recomendarle una evaluación siquiátrica para, más o menos, poder proveer un diagnóstico diferente (para descartar otras condiciones posibles). Además, el o ella puede pedirle que usted llene un registro o un diario de sus síntomas por varios meses, para asesorar el tiempo en que ocurren, la severidad, el comienzo, y la duración de los síntomas.

Tratamiento para el PMS:

El tratamiento específico para el PMS será determinado por su médico (médicos) basándose en:

  • Su estado general de salud y su historia médica

  • Que tan avanzada está la condición

  • Los síntomas actuales

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos, o terapias

  • Sus expectativas para la trayectoria de la condición

  • Su opinión o preferencia

Pedir el consejo de su médico acerca de los síntomas puede con frecuencia aumentar su entendimiento y dirigirla hacia actividades para el manejo del estrés. Otros tratamientos posibles para manejar los síntomas del síndrome premenstrual pueden incluir:

  • El uso de diuréticos antes del tiempo en el que los síntomas usualmente son notables - para reducir la retención de líquidos.

  • Los inhibidores de la prostaglandina (por ejemplo, los medicamentos no esteroidales antiinflamatorios, o como se les conoce en inglés, NSAID, como la aspirina, el ibuprofén) - para reducir el dolor.

  • Anticonceptivos orales (inhibidores de la ovulación).

  • Progesterona (tratamiento hormonal).

  • Tranquilizantes.

  • Modificaciones en su dieta.

  • Suplementos vitamínicos (por ejemplo, la vitamina B6, el calcio y el magnesio).

  • Hacer ejercicio regularmente.

  • Antidepresivos (u otros medicamentos).

FYH

MetroWest Medical Center provides advanced medicine and personalized care, right here in your community.

Click here to read our Community Newsletter

heartvascular

The Center for Heart & Vascular Services. At the forefront of heart and vascular disease for more than 25 years.

Learn More

inquicker-metrowestmedicalcenter-widget-230x200_2014_v1r1