Skip To The Main Content

Tartamudez

¿Qué es la tartamudez?

La tartamudez, también llamada balbuceo o habla no fluida, es un trastorno del habla. Es diferente de la repetición normal de palabras que los niños pueden exhibir cuando están aprendiendo a hablar. La tartamudez normal del desarrollo puede aparecer cuando el niño tiene entre 18 meses y 5 años de edad, y puede consistir en la repetición de palabras o frases, la pronunciación incorrecta u omisión de palabras o sonidos y el uso de algunas palabras difíciles de reconocer.

La tartamudez verdadera puede presentarse en un niño que padece determinados problemas del habla, propios del desarrollo normal, a quien se lo presiona para que hable mejor. El niño se vuelve entonces consciente de su desempeño y se esfuerza por hablar mejor, lo que en realidad empeora su forma de hablar.

Si bien cada niño es único y aprenderá a hablar cuando esté listo, a continuación se enumeran algunos de los tipos de habla característicos de la tartamudez verdadera:

  • repetición de palabras, sonidos o sílabas

  • habla lenta o con muchas pausas

  • ritmo irregular de habla

  • aumento en la tartamudez cuando el niño está cansado, excitado o tenso

  • niño que teme hablar

La tartamudez normal del desarrollo y las dificultades del habla se presentan en alrededor del 90 por ciento de los niños, mientras que la tartamudez verdadera afecta sólo a aproximadamente el 1 por ciento y aparece con mayor frecuencia en los niños que en las niñas.

Generalmente, los problemas del habla normales del desarrollo mejoran en dos a tres meses aproximadamente, sin embargo, es posible que el niño pronuncie algunas palabras de manera incorrecta durante varios años. La tartamudez verdadera, en cambio, frecuentemente empeora en la edad adulta si no se la trata apropiadamente.

¿Cuáles son las causas de la tartamudez?

La causa mecánica exacta de la tartamudez aún no se comprende por completo, pero se cree que se trata de un trastorno hereditario.

¿Cuáles son los diferentes tipos de tartamudez?

Existen varios tipos de tartamudez, entre los que se incluyen los siguientes:

  • tartamudez del desarrollo
    Es el tipo más común de tartamudez que afecta a los niños. A medida que desarrollan los procesos del habla y el lenguaje, es posible que los niños no logren pronunciar todos los sonidos.

  • tartamudez neurogénica
    La tartamudez neurogénica también es un trastorno común y se produce debido a problemas de comunicación entre el cerebro, los nervios y los músculos.

  • tartamudez psicogénica
    Se cree que la tartamudez psicogénica se origina en el área del cerebro responsable del pensamiento y el razonamiento, y puede presentarse en personas que padecen una enfermedad mental o que hayan experimentado angustia o estrés mental excesivo. Sin embargo, aunque es posible que la tartamudez provoque problemas emocionales, generalmente no se la asocia con ellos.

¿Cómo se diagnostica la tartamudez?

Además del examen físico y los antecedentes médicos completos, el diagnóstico de la tartamudez también pueden incluir lo siguiente:

  • antecedentes detallados del desarrollo del trastorno

  • evaluación de las habilidades del lenguaje y el habla por parte de un logopeda

Cómo controlar los problemas del habla normales del desarrollo

Es importante recordar que cada niño desarrolla el habla sólo cuando está listo para hacerlo. Si su hijo manifiesta problemas del habla, consulte al médico y solicite una evaluación del niño. A continuación se enumeran algunas sugerencias que podrían resultar beneficiosas para ayudar con las dificultades normales del habla de su hijo y para evitar que desarrolle los problemas de la tartamudez verdadera:

  • Anime a su hijo a que converse con usted acerca de temas sencillos y entretenidos en un lugar donde él se sienta a gusto.

  • Intente que la conversación sea divertida o haga de ella un juego.

  • No interrumpa a su hijo mientras habla, aun si comete errores o le resulta difícil hacerlo.

  • No le pida que repita algo que usted no haya comprendido. Intente descifrarlo y continúe con la conversación.

  • No lo obligue a practicar determinados sonidos o palabras, ya que hará que el niño se sienta incómodo con respecto a su habla.

  • No le pida a su hijo que hable más lentamente, sólo lo frustrará. En cambio, intente conversar con él en un lugar tranquilo y silencioso, y hable en forma pausada para que el niño lo imite.

  • Pida a otros adultos que no corrijan el habla de su hijo y no hable acerca de los problemas del habla del niño en su presencia.

  • Escuche atentamente a su hijo.

  • No complete sus frases, espere a que él diga las palabras.

  • Si el niño decide hablar acerca de su tartamudez, hágalo abiertamente.

  • Evite pedirle que hable frente a otras personas.

Tratamiento para la tartamudez

El tratamiento específico para la tartamudez será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • la gravedad del trastorno

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • las expectativas para la evolución del trastorno

  • su opinión o preferencia

El objetivo del tratamiento es concentrarse en volver a aprender a hablar o eliminar las formas incorrectas de hacerlo. Aunque no existe una cura para la tartamudez, una intervención precoz puede evitar que se convierta en un problema para toda la vida. Se recomienda efectuar una evaluación del habla y el lenguaje en los niños que evidencian tartamudez o esfuerzo asociado con el habla durante un período superior a seis meses. A veces se utilizan medicamentos y dispositivos electrónicos para tratar la tartamudez.

¿Cuándo se convierten las dificultades del habla en una preocupación?

El médico de su hijo, junto con usted y el niño, serán los encargados de determinarlo. A continuación se enumeran algunos signos de advertencia que podrían indicar que un niño padece tartamudez verdadera, u otro problema del habla, y no tan sólo dificultades normales del desarrollo:

  • tartamudea después de los 5 años de edad

  • teme hablar o no habla

  • existen antecedentes familiares de tartamudez

  • tiene 18 meses de vida y todavía no pronuncia palabras

  • tiene más de 2 años de edad y las personas todavía no logran comprender lo que dice

  • tiene más de 3 años de edad y las personas todavía no logran comprender alrededor de la mitad de lo que dice

  • sigue repitiendo palabras o frases después de seis meses y luego de seguir las recomendaciones anteriores

FYH

MetroWest Medical Center provides advanced medicine and personalized care, right here in your community.

Click here to read our Community Newsletter

heartvascular

The Center for Heart & Vascular Services. At the forefront of heart and vascular disease for more than 25 years.

Learn More

inquicker-metrowestmedicalcenter-widget-230x200_2014_v1r1